El mercado del jueves de Minab (sur de Irán).

Hacía ya unos días que estábamos en Isfahán, y si bien teníamos ganas de visitar el mercado de Minab, pueblo situado en la provincia de Hormozgan, en el sur de Irán, no nos cuadraba en la ruta de nuestro viaje.

Este mercado lo hacen sólo los jueves, y fue un martes, tomando un té en un local de Isfahán, cuando decidimos ir hacia Minab, aunque esto supusiera desviarse totalmente de lo que era la ruta prevista inicialmente. Así, de paso, daríamos una vuelta y nos acercaríamos hasta Kerman, cerca del Beluchistán, punto de partida para visitar Rayen, Mahan, y la región desértica de los Kaluts, a unos 40 km. de la frontera con Afganistán.

Llegamos a Bandar Abbas vía Shiraz, a las tantas de la noche, habiendo presenciado durante el camino (entre Isfahán y Shiraz) una pelea entre unos iraníes, en medio de la carretera, con varios vehículos parados. Toda una experiencia por los tensos instantes que pasamos pensando que todo aquello acabaría en una batalla campal.

Bandar Abbas es la capital de la provincia de Hormozgan, situada en pleno Golfo Pérsico, y el calor aquí es asfixiante, llegando las temperaturas en verano hasta los 49ºC. La ciudad ocupa una posición estratégica al estar situada en el estrecho de Ormuz, y es la base principal de la marina de guerra iraní.

En Bandar Abbas cogimos un taxi para ir hasta Minab, pueblo situado a unos 80 km. de Bandar Abbas, donde queríamos dormir esa noche, para que el día siguiente, el jueves por la mañana, no tuviéramos que ir con prisas para poder llegar al mercado.

Llegamos a Minab a las 22 horas. Durante el trayecto el taxista nos hizo algunas advertencias: no subir a ningún vehículo que no sea un taxi, tener cuidado con los desconocidos (para nosotros todos son desconocidos), y tener precaución durante la noche por las carreteras.

Llegados a Minab decidimos alojarnos en el hotel Sadaf, entre otras cosas porque casi no había luz en las calles y era el único hotel que vimos. El hotel estaba cerrado. Después de llamar varias veces a la puerta nos abrió un chico, y nuestro taxista le contó que queríamos alojarnos en el hotel. El taxista sabía unas pocas palabras de inglés, y fue toda una suerte, porque con el chico del hotel no nos entendíamos, no hablaba ni una palabra de inglés (el español tampoco lo dominaba), y no era muy receptivo para intentar entender lo que le decíamos. Aún así conseguimos regatear el precio de la habitación un 25% aproximadamente, y subimos las mochilas hasta la habitación decididos a descansar después de un pesado día de viaje.

Nos costó hacer entender al chico del hotel que queríamos toallas, pero el mini diccionario inglés-farsi que llevaba hizo su utilidad.

El día siguiente nos levantamos temprano, salimos del hotel a las 6:30 de la mañana, y fuimos en busca del mercado.

La noche anterior nos dijeron que el mercado comenzaba a las 6:00 horas, y que duraba hasta las 13 horas aproximadamente. No era necesario preguntar el porqué de estos horarios, pues el intenso calor que hacía al mediodía era la causa evidente de los mismos.

Minab se encuentra en la principal ruta entre Bandar Abbas y la región de Makrán y Beluchistán, siendo su población mayoritariamente chiíta. El idioma que hablan es el minabi, dialecto situado entre el bandari, el baluchí, y el persa.

Fuimos andando hasta llegar al mercado, que quedaba un poco alejado del hotel.

Este mercado, llamado “Panjshambe bazar”, no se distingue por sus aspectos arquitectónicos, pues es al aire libre, y tampoco tiene una especial importancia por los productos que se comercializan en el mismo, al menos no para nosotros, lo más destacable es la vistosidad de las mujeres de la etnia bandari que van al mercado.

El mercado se encuentra en una explanada, y dentro del mismo hay una parte, fundamentalmente de frutas, verduras, y otros productos de consumo, donde todos los productos están en el suelo, y otra parte, principalmente de ropa, donde hay algunos cubiertos y algunas tarimas. También hay una parte cubierta donde venden pescado. Sigue leyendo

Anuncios